Reflexión

 

Nuestra cultura hace tiempo que está intoxicada y se ha vuelto contra nosotros. Muchas de nuestras creencias son falsas, mucho de lo que hacemos es erroneo, nos creemos lo que nos dicen porque tenemos necesidad de creer. Pensabamos que estabamos seguros, pero no era cierto, prefirieron salvar a los poderosos que cumplir con las personas que más se sacrificaron, y mantener nuestra seguridad.

 

Una prueba de nuestra inseguridad es la ansiosa necesidad de tener razón, de estar en posesión de la verdad. Esto intrinsecamente va acompañado de: Si se la verdad, para qué voy a reflexionar. Y si tengo la razón, el otro (cualquiera) está equivocado.

 

Me referiré a la segunda: Si tengo la razón y el otro se equivoca, le estoy negando la posibilidad de escucharle y ver desde dónde dice lo que dice, osea sus distinciones. Estas distinciones son fruto de las experiencias vitales, que es todo lo que tenemos los seres humanos, al negarle sus experiencias, al decir que no son verdaderas,  le está negando su  naturaleza e individualidad, en resumen ha de pedir permiso para poder ser. 

 

No es nada extraño que muchas personas no quieran estar con otras, ni hacer nada con ellas. Voy a dejar una pregunta en el aire: Y si...¿Este fuera el caso de un director de una empresa?

 

La reflexión es la herramienta más poderosa que tiene el ser humano, y prácticamente la única para transformar lo que está viviendo y cómo lo está viviendo.

 

Qué cantidad de cosas importantes estamos dejando de lado cuando decimos que tenemos la razón. Negarnos a escuchar a alguien aparte de decirle disimuladamente no me interesas, no te veo, no te tengo en cuenta, nos esta privando de poder conversar con el desde el respeto y , averiguar desde dónde ve él el mundo, y qué vivir trae en la mano. después de este acto desde el respeto mutuo, puedo decidir que la vida que me muestra no me interesa y seguir cada uno su camino, o, si me interesa, y continuar conviviendo y generar un espacio de aprendizaje mutuo.

 

La reflexión como espacio en el que me puedo preguntar por mi vida y mi hacer, es sin niguna duda, el primer paso si quiero hacer aprendizajes relevantes en mi vida.

 

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© LearningLAB email:info@learninglab.es